mar. Feb 20th, 2024

    Las vías hace 30 años que no ven al tren. Quedaron abandonadas y se convirtieron en la base de asentamientos precarios, esperando largas promesas del retorno del ferrocarril, que ahora están por hacerse realidad. Un nuevo tren turístico, que aspira a convertirse en referente en la región, está pronto a sumarse a la geografía argentina.

    El Tren Solar de la Quebrada de Humahuacainnovación sin precedentes en América por funcionar con baterías de litio, realizará recorridos panorámicos, en una primera etapa entre Volcán y Tilcara, en Jujuy, y más adelante, con fecha todavía no definida, se extenderá hasta Humahuaca. “Entre febrero y marzo empezarán las salidas turísticas, con un recorrido de 42 kilómetros. Al principio los locales no nos creían, porque escucharon tantas promesas que no se cumplieron, pero ahora están muy entusiasmados, saben que traerá progreso a la zona” comenta Emiliano Rodríguez, coordinador ejecutivo de la Unidad Ejecutora Provincial Tren Jujuy – La Quiaca.

    El servicio será diferente a los otros trenes turísticos del país, porque no ofrecerá una salida establecida con horario: con un mismo pasaje se podrá subir y bajar todas las veces que se quiera para visitar las diferentes localidades de la Quebrada de Humahuaca, Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad, durante todo el día. Un sistema similar a los ómnibus hop-on hop-off que recorren las principales ciudades del mundo, incluida Buenos Aires. El tren circulará en forma permanente.

    El circuito inicial unirá las estaciones de Volcán, Tumbaya, Purmamarca, Maimará y Tilcara. Los dos trenes con dos vagones cada uno que llegaron de China, harán diferentes recorridos: uno entre Volcán y Purmamarca y otro entre Purmamarca y Tilcara. Se encontrarán en Purmamarca, para poder hacer trasbordo, un punto neural por la cantidad de turistas que van.

    “La idea es que cada viajero se lleve el mate, se ponga la mochila y pueda quedarse en cada lugar el tiempo que quiera, que pueda subir y bajar todas las veces que lo desee. Estamos pensando en un horario amplio de 12 horas de servicio, que podría ser de 9 a 21. Y también contemplando un traslado desde la estación de Purmamarca hasta el pueblo, que está a 3 kilómetros”, agrega.

    El tendido en muchos tramos va paralelo a la ruta 9 y en otros se interna en los pueblos. Con amplios ventanales para ver el paisaje, incluso con parte del techo vidriado propone un viaje inmersivo, donde los característicos cerros de colores serán los protagonistas. La baja velocidad -no superará los 60km/h- permitirá disfrutar del espectáculo de la naturaleza.

    El trabajo fue largo. Las viejas vías del ramal C del histórico Ferrocarril Belgrano estaban abandonadas, muchos tramos habían sido robados y no se podían recuperar. “Hicimos todo nuevo: vías, durmientes, terraplenes, puentes; no se podía renovar la línea como estaba. Se hizo todo sobre la misma traza. Lo más complicado fueron los asentamientos. Se están construyendo barrios enteros en distintas localidades para reubicar a la gente, se levantaron casas, se les dio materiales de construcción”, continúa el funcionario jujeño.

    La primera etapa del proyecto contempla dos trenes de dos vagones cada uno, con capacidad para 72 pasajeros sentados. Las duplas, que llegaron desde China, ya arribaron a tierra jujeña. Para la segunda fase tienen contemplado comprar más trenes. Incluso es posible aumentar la capacidad con un tercer vagón en cada formación.

    La principal característica es que se trata de un tren completamente amigable con el medio ambiente, que se alimentará con energía solar y con baterías de litio. La empresa China CRRC Tangshan es la proveedora de las formaciones. “Solo hay dos trenes en el mundo con estas características –explica Rodríguez–, uno en Alemania y este en Jujuy. Es el único que va a circular a más de 2000 metros de altura, va a marcar un precedente histórico”.

    El tren es a baterías de litio y tiene celdas que son cargadores. En las estaciones de Volcán, Purmamarca y Tilcara hay cargadores que se enchufan al tren, como un auto eléctrico. Ese cargador está alimentado por energía proveniente de parques fotovoltaicos de Jujuy.

    Las baterías de litio son de carga rápida: con 25 minutos de enchufe se llega al ciento por ciento y da una autonomía de 120 kilómetros.

    Las cinco estaciones también se hicieron nuevas, con bares y baños. Los edificios históricos se mantuvieron, porque son patrimonio y se les va a dar otros usos, como museos.

    “Es una explotación turística que le puede dar mucho a la Quebrada de Humahuaca, el flujo de turistas se va a potenciar en las localidades, es un camino de beneficio para la provincia y para los pobladores. Todo el proyecto se hizo con capitales de la provincia, la inversión ascendió a 30 millones de dólares con rentas provenientes del Parque Solar Cauchari. La idea es seguir consiguiendo financiamiento y con la rentabilidad que nos dé el funcionamiento de la primera etapa poder encarar la segunda parte del plan”, comenta Rodríguez.

    Aunque la tarifa todavía no está definida, Rodríguez adelanta que será similar a la del Tren a las Nubes, en Salta, (US$ 100 al cambio oficial), pero con precios preferenciales para residentes argentinos y locales. El servicio ofrecerá wifi a bordo y en las estaciones.

    Esta obra forma parte de un plan mayor, que planea desarrollar el transporte ferroviario urbano local y llevar el tren hasta La Quiaca y la conexión con la línea Andina de Bolivia.

    A.V

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *