vie. Feb 23rd, 2024

    Los aeropuertos volvieron a recuperar el lugar que la pandemia les había arrebatado. Ese sitio para estar, para disfrutar la espera, con nuevas tecnologías, espacios de compras, gastronomía y esparcimiento, muy lejos del “no lugar”, del que habían logrado deshacerse con los años.

    Ese camino por volver a dar que hablar, pero bien en este caso, sigue tres direcciones, que marcan tendencia en las principales estaciones áreas del mundo. Los avances tecnológicos, con un crecimiento masivo de los sistemas de identificación biométrico, los espacios recreativos –con propuestas impensadas en un aeropuerto- y las nuevas experiencias gastronómicas y de compras impulsadas por la inteligencia artificial son el motor del cambio.

    Estar pendiente del pasaporte y el boarding pass y mostrarlos en cada instancia de control como el check in, Migraciones y embarque, está quedando en el pasado. Los sistemas biométricos de reconocimiento facial crecen rápidamente, garantizando mayor rapidez y seguridad. Y los pasajeros los reciben con los brazos abiertos. El 75% de los viajeros prefiere usar datos biométricos en lugar de pasaportes y tarjetas de embarque, según la encuesta mundial de pasajeros de 2022 de IATA. Muchos sistemas biométricos están en etapas de pruebas y otros ya se fueron implementando en diferentes aeropuertos del mundo.

    Los avances tecnológicos, con un crecimiento masivo de los sistemas de identificación biométrico, los espacios recreativos –con propuestas impensadas en un aeropuerto- y las nuevas experiencias gastronómicas y de compras impulsadas por la inteligencia artificial son el motor del cambio.

    El terminal aérea de Miami viene poniendo en funcionamiento el sistema de identificación biométrico de manera pionera. Para este año, cuando esté operativo en todas las puertas de embarque (más de 130), será la más grande tecnología biométrica de los aeropuertos estadounidenses. El sistema, que ya funciona en varias puertas, permite a los pasajeros que salen en vuelos internacionales abordar por medio de una foto: la imagen se utiliza para confirmar la identidad y la autorización para viajar en cuestión de segundos.

    En Europa también gana terreno la identificación facial. Según disposiciones de la Unión Europea, todos los aeropuertos pertenecientes al espacio Schengen deberán contar con un sistema biométrico de entrada y salida que registre a los ciudadanos no europeos que cruzan sus fronteras exteriores. El nuevo sistema denominado Entry/Exit System (EES) fue postergado hace unos meses y todavía no tiene fecha confirmada de entrada en vigencia, aunque se estima que será cuando finalice el verano boreal 2023. Reemplazará el sellado de pasaportes al ingreso y egreso del territorio comunitario al utilizar tecnología biométrica para el control migratorio, como paso previo a un control por parte de un agente. Este sistema será la antesala de la implementación del ETIAS (European Travel Information and Authorisation System) que entraría en vigencia en noviembre de 2023, una autorización de ingreso para viajeros provenientes de países que no requieren visa, como la Argentina. Se sabe que costará 7 euros y durará 3 años.

    Esperas placenteras

    Que las horas de espera entre vuelo y vuelo se pasen rápido es otro de los desafíos. Las propuestas de entretenimiento siguen sumando realidad aumentada, los duty free sumergen en propuestas inmersivas y crecen las opciones gastronómicas.

    Changi, en Singapur, es considerado uno de los mejores aeropuertos del mundo. De hecho, año tras año, suele integrar el top 3 del ránking de Skytrax, que elige a los mejores. Ahora revoluciona con una experiencia de compra inmersiva impulsada por IA. Se trata de una tienda de bebidas Martell, famosa por sus cognacs, con camareros robots y degustaciones personalizadas. El aeropuerto de Singapur también acaba de inaugurar un nuevo muro de escalada de ocho metros de altura, con 20 rutas de escalada diferentes para elegir.

    La inteligencia artificial también desembarcó en los aeropuertos, con servicios virtuales y chatbots para ayudar a los pasajeros. El aeropuerto iGA de Estambul presentó un nuevo servicio con tecnología de realidad aumentada que brinda información sobre los puntos de venta minorista del aeropuerto con un personaje virtual en 3D llamado CİGA, que acompaña a los pasajeros en su recorrido.

    La buena gastronomía sigue en aumento en las terminales aéreas, con versiones exprés de reconocidos restaurantes y hasta propuestas con estrellas Michelin. Sin ir muy lejos, en el aeropuerto de Ezeiza el año último se sumó La Panera Rosa, Fabric Sushi y La Cabrera al paso, la reconocida parrilla argentina. Recientemente inauguró Pizza Zën, del cocinero Roberto Petersen y su hijo Mateo. También está prevista la apertura de Narda, diario de viaje. Además abrieron dos cervecerías: la mendocina Chachingo y Sport Bar. Tener una escala larga, el mejor plan.

    Andrea Ventura.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *