Sentencia judicial de Estados Unidos beneficiaría en Cuba a las hoteleras españolas Meliá e Iberostar, donde indica que los nacionales estadounidenses que heredaron luego de 1996 no pueden reclamar las propiedades expropiadas en Cuba, durante el régimen de Fidel Castro.

    Con esta orden judicial, solo 36 denuncias han sido estimadas de las 14.000 que fueron presentadas. Ignacio Aparicio, socio de corporate y M&A y director de Cuban Desk de Andersen, analiza que se pueden beneficiar del amparo de esta sentencia las hoteleras Meliá e Iberostar, las más afectadas, pero también a Barceló o NH.

    “La norma establecía que la adquisición de los terrenos debía haberse producido antes de la entrada en vigor de la ley Helms-Burton para evitar la especulación. Con la posibilidad abierta en 2018 para que los ciudadanos estadounidenses demandaran la recuperación de bienes nacionalizados durante el castrismo podría haber gente que cediera los derechos sobre una propiedad para lograr un beneficio”, dijo Aparicio según lo recoge Cinco Días.

    Por su parte, las hoteleras españolas están optimistas con la sentencia. Meliá tendrá cuatro aperturas este año, alcanzando 36 hoteles, equivalente a 15% del total en el archipiélago, mientras Iberostar tendrá tres nuevos hoteles, para lograr 20 hoteles en 2023.

    Meliá tiene a la consultora The Raben Group, que está a cargo de la vigencia de las políticas estadounidenses hasta el 15 de agosto, plazo que puede ser prorrogado. La consultora trabaja en dos artículos de la ley Helms-Burton que el Departamento de Estado de USA sacó de nuevo a la luz en 2019, los cuales tratan sobre le facultad para iniciar acciones contra “extranjeros que hayan confiscado bienes de nacionales estadounidenses o traficado con dichos bienes”, con lo cual pretendían amparar los reclamos de descendientes de cubanos exiliados y que fueron expropiados por el régimen castrista. 

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.