José Villarreal, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados en Cancún, dijo que rechazan las alzas aprobada por el cabildo de Benito Juárez, especialmente el relacionado con el aumento del impuesto por la venta de bebidas alcohólicas, y advirtió que esto traerá más corrupción.

    Ante esta situación solicitaron una reunión con la presidenta municipal para llegar acuerdos, ya que consideran exagerado que por una hora extra de venta de bebidas alcohólicas tengan que pagar más de un 100% de aumento.

    “Es lógico que la corrupción se va a prestar con estas medidas, por eso invito a las autoridades pertinentes a que nos reunamos a la brevedad para poder encontrar una solución en conjunto”, dijo el presidente de la Canirac Cancún, tras indicar que en ningún momento los tomaron en cuenta a la hora de aplicar estas medidas, cuando siempre han coadyuvado en acciones a favor del municipio.

    “Esta alza va en detrimento del patrimonio de los restauranteros. Esta no es la manera en que habíamos estado colaborando en las mesas de trabajo con el gobierno municipal”, señaló Villareal.

    Por su parte, la presidenta municipal, Ana Patricia Peralta, señaló que la propuesta para incrementar el derecho de saneamiento ambiental hecha por el Ayuntamiento de Benito Juárez es un tema que está en manos del Congreso del estado, por lo que ahora toca esperar y ver cómo será definido.

    La edil evitó polemizar sobre el incremento propuesto a este rubro, que pasaría de un 30% a un 70%, al indicar que será el próximo año cuando vean cómo queda. Sin embargo, reiteró que el municipio necesita dichos recursos para brindar mejor infraestructura y para la limpieza de las playas, además de la seguridad. También aclaró que mantiene una excelente relación con el sector hotelero, por lo que, sin importar la decisión del Congreso del estado, lograrán llegar a un consenso.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.