Las luces, los adornos y los dulces. Después de dos años completamente atípicos por la pandemia, los tradicionales mercados de Navidad renacen por estos días en muchos pueblos y ciudades de Europa.

    Como si un halo de esperanza volviera a cubrir los puestos callejeros decorados en blanco, rojo, verde y dorado. Como si se pudiera compensar el frío exterior con el calor del hogar, las reuniones y los afectos.

    Hay muchísimos “mercadillos” navideños en casi todos los países europeos, y solo en Alemania se cuenta más de una docena de imperdibles. Por eso, a continuación, elegimos 7 mercados de diferentes países que se destacan en estas Fiestas.

    1) Praga, República Checa

    Desde el 26 de noviembre hasta el 6 de enero de 2023, Praga despliega todo su color y sus aromas en la Plaza de la Ciudad Vieja.

    Si bien la capital de la República Checa es una de las ciudades con más espíritu navideño y tiene muchos mercados en distintos puntos -por ejemplo, en la Plaza de Wenceslao-, la mayor atracción se concentra en el casco antiguo, donde se levanta el árbol de Navidad.

    A metros del famoso reloj astronómico, los puestos de madera venden artesanías y recuerdos típicos, como las marionetas o el cristal de Bohemia, bolas con vidrio soplado, manteles bordados a mano y juguetes de madera.

    También se puede degustar el tradicional vino caliente, las salchichas checas, las galletas y las castañas asadas.

    2) Basilea, Suiza

    Fue elegido como “el mejor mercado de Navidad de Europa en 2021”. Como cada año, el casco antiguo se vio transformado con abetos, guirnaldas y luces por doquier. Hasta el 23 de diciembre, tanto los habitantes de Basilea como los turistas pueden disfrutar de un buen vaso de vino caliente (el Glühwein) con vistas al Rin y las luces de la ciudad suiza donde nació el tenista Roger Federer.

    Los puntos de encuentro son las plazas Barfüsserplatz y Münsterplatz, frente a la catedral especialmente decorada. Allí, comerciantes y artesanos ofrecen sus productos en 155 casetas de madera decoradas con esmero. También se pueden degustar delicias típicas como los auténticos Läckerli de Basilea -un tipo de pan de especias-, la raclette suiza -el queso local- y las salchichas asadas.

    Un clásico: el libro de deseos público, que se coloca en el patio interior del Ayuntamiento de Basilea y se llena con pensamientos, cartas a Papá Noel y deseos de salud, paz y amor.

    3) Budapest, Hungría

    Hasta el 2 de enero, la cita es delante de la Basílica de San Esteban, ya que allí se levanta uno de los mercados más populares de Europa. El espíritu de las Fiestas brilla en toda la capital húngara, especialmente, en el mercadillo de la Plaza Vörösmarty.

    El gran árbol de Navidad y una pista de hielo se destacan, junto con las casetas de madera para comprar regalos y adornos. Además, en los puestos al aire libre se ofrecen las comidas de la zona y los dulces típicos, como el pastel flódni.

    4) Bruselas, Bélgica

    En la GrandPlace y el centro de Bruselas, Winter Wonders es el evento y mercado navideño más importante de Bélgica. Hasta el 1 de enero, este espacio ofrecerá no solo los clásicos puestos al aire libre, sino también una gran variedad de actividades festivas.

    De esa forma, los espectáculos de luz y musicales se darán en el marco de una decoración asombrosa, con un árbol imponente, un pesebre en tamaño real, una pista de patinaje sobre hielo y varias exposiciones.

    Winter Wonders recibe más de 2 millones de visitantes cada año, que asisten a las propuestas, compran artesanías en más de 200 casetas y disfrutan de los productos locales.

    5) Dresde, Alemania

    Es uno de los mercados navideños más antiguos del mundo, ya que su origen se remonta a 1434. Conocido como Striezelmarkt, permanecerá abierto hasta el 24 de diciembre próximo en la plaza Altmarkt, la antigua plaza del mercado ubicada en el centro histórico de Dresde.

    Además del tamaño del árbol, en el lugar se destacan una pirámide escalonada de 14 metros de altura y más de 240 puestos de artesanías (por ejemplo, los famosos cascanueces) y comidas (como el Stollen, el pan típico de Navidad). Por ser uno de los mercados más auténticos y más grandes de Alemania, cada año atrae a millones de turistas de todo el mundo.

    Con el río Elba y sus barcos adornados con luces como telón de fondo, en la ciudad se llevan a cabo representaciones teatrales y exposiciones para las Fiestas.

    6) Manchester, Reino Unido

    Luces y puestos de madera en Albert Square, frente al Ayuntamiento.

    Hasta el 22 de diciembre, este es uno de los distintos mercados de Manchester, ofreciendo buenos platos para disfrutar y vendiendo adornos, juguetes, ropa y productos artesanales.

    7) Plaza Mayor de Madrid, España

    Hasta el 31 de diciembre, madrileños y visitantes disfrutarán de este tradicional mercadillo navideño.

    En la emblemática Plaza Mayor, más de un centenar de casetas rojas venderán adornos, figuras del pesebre, instrumentos musicales, juguetes y hasta “artículos de broma”.

    Según la Asociación del Mercado Navideño de la Plaza Mayor, si bien en el siglo XVII se vendían frutas, hortalizas y adornos para las Fiestas en la Plaza de Santa Cruz, fue a partir del siglo XIX cuando se establecieron varios puestos en la Plaza Mayor.

    Al principio fue un mercado de venta de pavos, turrones y dulces, y con las décadas, se agregaron otros rubros y se sustituyeron los toldos por casetas.

    Diana Pazos.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.