Superado el pico de creciente del río Iguazú, los turistas podrán volver a disfrutar del esplendor de las Cataratas desde este viernes. La decisión la tomó la Intendencia del Parque Nacional Iguazú luego que el caudal del río bajara a 14.700 metros cúbicos por segundo tras llegar a los 16.500 a la mañana.

En un primer momento se había cancelado el ingreso a la pasarela que conduce al balcón de Garganta del Diablo, para permitir que los operarios rebatieran las barandas. Esa maniobra se realiza para evitar daños en la estructura ante posibles impactos de troncos que son arrastrados por la fuerte corriente.

Sin embargo, el rápido incremento del caudal del río Iguazú a causa de las lluvias en las altas cuencas, en territorio brasileño, obligó a Parques Nacionales a clausurar también el acceso al Circuito Superior y el Inferior. El miércoles a media tarde, los pocos turistas que recorrían los embravecidos saltos, fueron evacuados por una cuestión de seguridad.

El intendente del Parque Nacional, Atilio Guzmán, explicó que este jueves a la mañana el caudal del río era doce veces superior al promedio que suele despeñarse por los 275 saltos. El funcionario dijo que junto a la empresa concesionaria de los servicios realizaban constantes análisis de la situación, teniendo en cuenta principalmente el caudal que liberaban las represas ubicadas aguas arriba.

La reapertura de las pasarelas a “Garganta del Diablo” todavía permanecerán cerradas. Los operarios evaluarán el estado de las estructuras y pilotes una vez que el río baje a los 5.000 metros cúbicos por segundo. Una vez cumplido este paso y de no constatarse daños ni desprendimientos de algún tramo por efecto de la corriente, se procede a colocar en posición vertical las barandas. Esa tarea demanda varios días de trabajo.

Guzmán sostuvo que la situación fue crítica y agregó que “dependemos mucho de las condiciones climáticas. Esperamos que pare de llover en toda la cuenca para poder reabrir todos los circuitos”. Sobre los motivos del cierre, explicó que “en varios sectores el agua pasa por arriba de las pasarelas”.

Sobre el rápido incremento del nivel del río, sostuvo que “es un fenómeno extraordinario, se hizo una recorrida de inspección por el Circuito Superior e Inferior, que eran los que estaban habilitados, y constatamos que era peligroso para el turista. Nuestra prioridad es que el turista disfrute, que pase bien y no tener que lamentar una desgracia”, afirmó.

En la tarde de este jueves el río comenzó el proceso inverso: el descenso era de 200 metros cúbicos por segundo, tendencia que se mantendría en las próximas horas, aunque algunos pronósticos anuncian nuevas lluvias para toda la región.

Misiones. Corresponsal

M.G

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.