Tras dos años de pandemia, la fuerte recuperación de los viajes en 2022 se vive muy intensamente en el segmento de los paquetes turísticos. Los actores principales tras este éxito son los turoperadores británicos, alemanes, nórdicos, etc. ¿Pero no decían que eran unos dinosaurios? Seis razones explican por qué estas empresas van a seguir siendo socios estratégicos para los hoteles y destinos de España.

Tal como podemos ver en la siguiente infografía, nueve millones de personas viajaron a España mediante un paquete turístico de enero a julio, un 480% más en comparación con el año pasado, según las cifras de Frontur publicadas.

Este crecimiento superó al ritmo de llegadas de viajeros sin paquete turístico (+265%).

¿Por qué entonces tantas personas ven a los turoperadores como dinosaurios en vías de extinción en una era de comercialización online, auge de la venta directa, aerolíneas low cost, alza del viajero independiente, etc?

De hecho, en la memoria reciente están las quiebras sonadas de Monarch Travel Group en 2017 y la de Thomas Cook en 2019.

“Mucha gente aún asocia mentalmente al turoperador con la venta en una agencia de viajes tradicional, el cliente sentado en una mesa mirando catálogos de papel… Pero en realidad los turoperadores se han reinventado completamente“, apunta el consultor hotelero Antonio Garzón.

1.- Conexiones

La primera razón que explica por qué los turoperadores siguen siendo fundamentales para un gran número de destinos turísticos españoles, sobre todo los archipiélagos de Baleares y Canarias, no es otra que estas compañías posibilitan millones de llegadas por vía aérea.

“En la actualidad, los turoperadores corren menos riesgos financieros a la hora de operar aviones, que van llenos sí o sí”, expone Antonio Garzón. Y es que estas compañías no solo tienen líneas propias, también fletan aviones, venden online los asientos libres, adquieren cupos a otras aerolíneas en grandes cantidades de manera flexible, etc.

2.- Precio

El turoperador no solo reserva asientos aéreos en grandes cantidades, también contrata cupos muy grandes de plazas hoteleras, una capacidad de compra que le permite ser muy competitivo, recuerda Antonio Garzón.

3.- Seguridad

Millones de turistas alemanes, británicos, suecos, etc., se sienten más seguros al contratar sus vacaciones con un turoperador porque saben que, ante cualquier eventualidad, tendrían garantía de repatriación. No solo eso, un juicio por daños, reclamaciones, etc, se celebraría en su propio país.

“Pero además de esa seguridad jurídica, está también la seguridad relativa a la previsión de los gastos. En un entorno inflacionario en que todo sube, determinados segmentos de la demanda, sobre todo familias, buscarán la seguridad de precios fijos, lo que puede favorecer también las fórmulas de todo incluido”, explica Antonio Garzón.

4.- Experiencias

Otra razón que explica el éxito que están teniendo los turoperadores se debe a los llamados “hoteles concepto” o establecimientos diseñados para segmentos muy específicos de sus clientes.

Se trata de establecimientos que cada turoperador comercializa en exclusiva, obteniendo mejores márgenes.

“El turoperador conoce muy bien su mercado y ha diseñado muy bien esas experiencias para cada segmento”, explica Antonio Garzón. Para conseguir ese producto tan a medida, los turoperadores trabajan con hoteles propios, en gestión o con socios hoteleros de máxima confianza.

Hotel TUI BLUE Sensatori Biomar, Mallorca.

5.- Impacto

El quinto factor que explica por qué los turoperadores van a seguir siendo actores fundamentales en la industria turística tiene que ver con algo que suele olvidarse en España, advierte Antonio Garzón.

“El turoperador tiene mucho más impacto de venta y promoción de un destino en su mercado que un hotel individual o cadena hotelera del destino, por muy buena web que esos establecimientos tengan para la venta directa”, dice.

6.- Reinvención

En resumidas cuentas, si bien la pandemia también ha golpeado duramente a los turoperadores, las compañías que siguen operando en el mercado en 2022 ya habían acometido antes de la llegada del coronavirus un profundo proceso de transformación.

De este modo, apostaron fuerte por la venta online, dieron más flexibilidad a los clientes, crearon hoteles concepto, han entrado también en la venta de actividades en el destino…

“Obviamente, los hoteles intentan potenciar la venta directa, pero ni los destinos turísticos pueden basarse solo en las compañías aéreas low cost ni los hoteles deben renunciar a tener un mix de canales de distribución. Quedarse en una sola vía es peligroso“, concluye Antonio Garzón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.