La pesadilla de una inflación desbocada está golpeando de una manera severa al sector travel, hospitality and leisure (THL), cuya estabilidad en este 2022 de recuperación se está viendo amenazada por la espiral alcista de precios. Para hacer frente a este enésimo desafío, se espera una subida de precios generalizada en la industria de más de un 12%, según pone de relieve un estudio de la consultora Simon-Kucher & Partners.

Esta subida de tarifas es una de las vías de las empresas del sector para afrontar el aumento de los costes de carburantes, los problemas en la cadena de suministros, la escasez de productos básicos y el alza de los salarios, según constata el estudio ‘Inflación en el sector Travel, Hospitality & Leisure (THL)’ de la consultora.

Según detalla, la industria de la restauración es de las más afectadas por “el extraordinario aumento de costes en materias primas, la energía y la mano de obra”

“El aumento de precios para paliar la subida de costes y una previsible pérdida de volumen por parte de las empresas permite generar impacto a corto plazo, pero debe realizarse de manera sofisticada para asegurar los efectos positivos en el largo plazo”, destaca. De este modo, recomienda que la subida de precios se combine con palancas de impulso del volumen, como programas de fidelización y la gestión del valor del consumidor.

Las menores subidas de precios

El informe constata que si bien el sector se encuentra en plena recuperación este verano Europeo, a largo plazo la disminución de la renta disponible del consumidor sumada a la inflación en los productos de la alimentación amenazan esta reactivación.

Asimismo, recuerda que pese a que también el turismo se ha subido al carro de las subidas de precios, no es de los sectores donde estas están más generalizadas.

Así, tan solo el 34% de las empresas turísticas han elevado los precios, por debajo de sectores como bienes de consumo (54%) o materias primas (70%). Además, una de cada tres compañías ni ha hecho ni tiene pensado hacer una subida de precios a causa de la inflación, con lo que se muestran más conservadoras que las de otros sectores

Áreas

Por regiones geográficas, América es donde más subidas de precio se han realizado hasta la fecha (un 46%) comparado con EMEA (Europa, Oriente Medio y África) (30%), la más conservadora, mientras que Asía Pacífico se sitúa entre las dos anteriores (35%).

En el segundo trimestre del año, los niveles de inflación agregados se mantuvieron disparados en todas las áreas. En la eurozona escaló hasta el 8,1% y la de Estados Unidos alcanzó el 8,6%.

El alza de precios en la restauración europea se mantiene elevado (7,1%), aunque por debajo de los índices agregados, pese a las ayudas de los distintos gobiernos. Aun así, el incremento registrado en viajes, del 14%, dobla el de restauración.

Percepción

Según el Panel trimestral de percepción de inflación de Simon-Kucher en España, los consumidores están percibiendo subidas mayores a las reales.

“Dependiendo de la industria, los consumidores perciben las subidas de precio entre dos y cuatro veces mayores a las que realmente se está llevando a cabo. Por ello, es fundamental diferenciar adecuadamente estas subidas de precio para minimizar el impacto percibido por los consumidores”, recomienda

Así las cosas, advierte al sector THL: la clave en gestión de los precios no es tanto cuánto se suben, sino el cómo se gestionan dichos aumentos.

“Una gestión sofisticada de los precios tiene en cuenta, por ejemplo, la existencia de barreras de precio psicológicas que no deben cruzarse, que la sensibilidad del cliente a los precios es muy distinta en función del rol del producto / servicio o la ocasión de compra / consumo y que existen herramientas para generar un efecto multiplicador positivo del impacto de las subidas”, destaca.

De lo contrario, subir los precios tarde y mal diluye el impacto financiero a corto plazo y daña el impacto en la percepción del cliente a largo plazo, incluso en subidas muy pequeñas, sostiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.