Como una forma de contener la salida de dólares desde la Argentina hacia el exterior ante los problemas en las reservas internacionales del Banco Central, desde el Gobierno hicieron una serie de anuncios y, entre ellos, el que tomó mayor resonancia fue el aumento del dólar turista a partir del jueves pasado.

La Resolución General 5232 adecua la alícuota de la percepción a cuenta de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales del 35% al 45%.

“La actualización alcanza al consumo de divisas para viajes y gastos en el exterior. La normativa excluye a las compras de moneda extranjera para atesoramiento que continuará en 35%”, indica la AFIP. Y agrega: “Las adecuaciones en la percepción entrarán en vigencia el 14 de julio”.

“La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) instrumenta medidas tendientes a robustecer el frente fiscal a partir de la manifestación de capacidad contributiva de distintos sectores económicos”, señala un comunicado de la AFIP.

Preocupación de las agencias de viajes

Las federaciones que agrupan a distintas agencias de viajes se mostraron preocupadas por la nueva medida de la AFIP que encarece el dólar turista, al subir la percepción a cuenta de los impuestos a las ganancias y sobre los bienes personales, que pasó del 35% al 45%.

Tras el comunicado emitido por AFIP, FACVE (Foro Argentino de Consultores y Empresas de Viajes), repudió dicho accionar y emitió su descargo: “Expresamos nuestra extrema preocupación por el cambio constante de las reglas de juego y la falta de previsibilidad que tiene el sector para operar con normalidad. Representamos a una industria que es generadora e impulsora de empleo genuino en el mundo y en la Argentina”, señala el comunicado.

Por su parte, la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT) indicó que “castigar al turismo encareciendo los viajes al exterior es no comprender el funcionamiento de una industria que genera trabajo en cada rincón de Argentina”.

La FAEVYT había explicado que 75% de esas salidas de divisas corresponde a consumos en moneda extranjera hechas a través de compras online en buena medida. El turismo propiamente dicho, pasajes, estadías y demás, es sólo la cuarta parte.

La demanda de dólares por parte de los individuos para atender pagos de compras realizadas a proveedores del exterior con tarjetas o gastos por viajes alcanzó en mayo los US$579 millones.

A partir de la suba de la percepción, el dólar turista pasó de $223 a $236.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.